Posted on: marzo 13, 2020 Posted by: Mariber Comments: 0
Calculadora de IVA

El IVA consiste en un método de cobro de impuesto, donde se hace pagar al consumidor un porcentaje por cada servicio o producto adquirido. Hay distintos enfoques en el IVA, hablando de porcentajes, puesto una cantidad puede ser aplicada en productos de primera necesidad, y otra, en aquellos que no son tan imprescindibles para el consumo general.  Este procedimiento puede ser llevado tanto de forma manual –en caso de personas que no disponen de medios automáticos que simplifiquen el proceso-, como a través de calculadoras, desde las más simples, hasta aquellas que son más profesionales. Una calculadora de IVA es muy precisa en la actualidad.

En este artículo te hablaremos sobre el funcionamiento de una calculadora de IVA, especializada, por supuesto, en este enfoque (es decir, sin entresijos o pasos extremadamente complejos por los que deberás transcurrir). También se hará referencia a las distintas formas de gestar este procedimiento.

¿Es fácil calcular el IVA?

El cálculo del IVA implica el uso de fórmulas matemáticas extremadamente sencillas. Este proceso cosiste en multiplicar el porcentaje que es aplicado sobre una cantidad concreta. Así puede definirse, sin mayor complejidad, la cantidad que será cancelada.

¿Qué ocurre después de que un comercio calcula el IVA?

Tras efectuar el cálculo correspondiente, la cifra es destinada al Ministerio a cargo de la gestión -generalmente, corresponde al económico-, donde se estipulan los gastos en función estratégica a diversas obras de interés público. Hay ciertas variaciones en el IVA, muchas de ellas expresadas por el reglamento de cada país.

¿Cuánto se cobra en el IVA?

Depende del país, no es algo que pueda definirse de forma total, aplicándose a distintas áreas por igual. Además de que se cobran cifras muy diferentes, hay algunos que están exentos del IVA, como en caso de los relacionados al deporte, cultura y educación.

En España, por ejemplo, hay múltiples situaciones que destacan una separación de bienes donde la aplicación por impuesto suele ser del 21%. Hay uno, enfocado en los impuestos a bienes esenciales para el desarrollo del país basándose en las importaciones que alcanza el 10%; mientras que un tercero, que se basa, por cierto, en bienes que son bienes fundamentales para la población, alcanza el 4%.

Calculadora de IVA

¿Cómo funciona una calculadora de IVA?

Hacer uso de una calculadora con esta finalidad no es una labor compleja de llevar a cabo. Similar a cualquier otra, consiste en una calculadora, donde solamente, al introducir los datos solicitados, tendremos la capacidad de calcular el IVA.

De estos datos, que se contabilizan en dos, nos piden factores en concretos: IVA a aplicar y Precio sin IVA. Después de ser introducidos, únicamente debes pulsar el botón de ‘CALCULAR’, o ‘CALCULAR IVA’, dependiendo el modelo de calculadora escogido habrá ciertas variaciones en este proceso. Las más eficientes muestran los dos precios: una del IVA, y otra con el precio del IVA incluido.

¿De qué otras formas se puede calcular el IVA?

Una calculadora de IVA no es una solución definitiva para satisfacer la necesidad de tener este importe. Hay otras vías, que es importante que conozcas, en caso de que sea totalmente imprescindible que gestes este procedimiento y no dispongas de una calculadora especializada.

Por calculadora de IVA se refiere, específicamente, a aquellas donde solamente debes ingresar valores muy concretos y adquieres el resultado.

Calculadora especializada

Se ha comentado que es la opción predilecta. Solamente debes colocar los valores correspondientes en áreas concretas y recibirás la información que necesitas.

Dispositivo móvil

Los dispositivos móviles, en la actualidad, poseen sus propias calculadoras. Puedes gestar este proceso mediante ellas. Únicamente debes conocer la ecuación para el cálculo del IVA. Es la misma que tienes que aplicar con las calculadoras generales.

Calculadoras generales

Son las ‘tradicionales’, abarcan desde las más sencillas, hasta las científicas. Son muy útiles para gestar este procedimiento.

Mentalmente

En caso de que te guste trabajar con números, es, sin lugar a dudas, la opción más adecuada. También puede aplicarse en casos donde eres excelente en la materia y no dispones de un dispositivo que te simplifique el proceso.

¿Quiénes pagan el IVA?

Hay dos personas diferentes que contribuyen en el pago del IVA. En primer lugar, los contribuyentes. Estos soportan el pago del impuesto mediante su dinero. Toda la población se encarga de esta labor.

Por otro lado, los sujetos pasivos. Estas personas recaudan el impuesto que es posteriormente ingresado en Hacienda. Corresponde, principalmente, a empresarios y profesionales. Este grupo corresponde, especialmente, a los más interesados en adquirir una calculadora de IVA, puesto su actividad económica precisa un análisis superior de estos procesos.

¿Cómo funciona el IVA en la actualidad?

Los contribuyentes, corresponde a la condición de todos los particulares, es un proceso sencillo de llevar a cabo. Solo debe pagarlo, sin más inconveniente.

En cuanto al sujeto pasivo -categoría a la que pertenecen los profesionales y empresarios- presentan un proceso aún más complejo. Un ejemplo muy concreto sobre el proceso de contabilidad, recaudo y deducción del IVA, corresponde al siguiente:

Un ingeniero ha realizado trabajos trimestrales que le han permitido ingresar un promedio de 10.000 dólares, incluyendo 2.100 de IVA. Sin embargo, ha tenido que gastar cierta cifra en su actividad (Esto parte del asesoramiento, alquiler del local, y otra cantidad de gastos que posibilitan su trabajo), por lo que, en el proceso, ha cancelado un promedio de 1.000 dólares en IVA. A través de esto entrará en la categoría de ‘gastos deducibles’, partiendo de la cifra que canceló.

Como resultado final, recabamos que la cantidad de IVA cobrada por sus servicios, que es de 2.100 dólares, tiene que ser ingresado a Hacienda, pero, en vista de que ha llevado a cabo gastos que han saldado 1.000 dólares en IVA, deberá pagar únicamente 1.100 dólares a Hacienda.

Este es un ejemplo muy preciso sobre el funcionamiento de los sistemas que conforman el IVA. En caso de los empresarios, dependiendo del nivel de la organización, puede ser más complejo de llevar a cabo. Las organizaciones de proporciones considerables tienen gastos que deben ser medidos de forma más cuidadosa. Es la única forma de estudiar sus deducciones, puesto será más proclive en un área frente a otra a tener un porcentaje superior o inferior de deducciones.

Leave a Comment